La gran familia española: reseña de la peli

La gran familia española es una película de 2013 dirigida por Daniel Sánchez Arévalo. Es una comedia con un toque dramático en la que muchos personajes interactúan en el día de la boda del menor de cinco hermanos, Efraín (Patrick Criado) con la rubia Carla (Arancha Martí).

Tenendo lugar durante una boda, hay muchos actores y actrices (más o menos famosos): los cuatro hermanos de Efraín son interpretados por Antonio Della Torre (el hermano mayor Adán), Quim Gutiérrez (Caleb), Roberto Álamo (el hermano retrasado Benjamín, papel que naturalmente le valió un premio Goya) y Miquel Fernández (Daniel). A complicar las cosas están Cris (Verónica Echegui), la novia de Daniel y ex de Caleb, Mónica (Sandra Martín) que forma un triángulo amoroso con Efraín y Carla (y es su hermana…), y otros personajes secundarios. Toda la historia se desarolla durante la final del Mundial en la que España ganó a Holanda gracias a un fantástico gol de Iniesta, que es sin duda la mejor imagen de la película.

Uh, creo que me traicioné… La verdad es que no me gustó casi nada de esta película. Todo me ha parecido falso, ninguna historia de los personajes me ha convencido, ningún diálogo me ha parecido creíble.

En la peli se ven jóvenes de dieciocho años que hablan como sabios que han entendido todo de la vida, personajes que hacen cosas sin justificación alguna y que no conducen a nada, y hay cambios bruscos de tono de drama a comedia sin ningún respeto por línea temporal. Por ejemplo, un personaje puede estar en una conversación muy seria con algunos de los demás, en la siguiente escena podemos verlo diciendo tonterías con alguien diferente y luego volver a hablar seriamente sobre problemas existenciales en otro entorno, todo en el tiempo de un tiempo suplementario del partido de fútbol.

¿Por qué Adán quiere robar el oro de su padre? ¿Y por qué está deprimido? ¿Y qué deciden Efraín, Carla y Mónica al final? ¿Y por qué Cris no vuelve con Caleb? Quién sabe…

Más en general, no logro apreciar las películas que pretenden hablar de cosas reales como el amor o el dinero o la depresión, pero donde todas las chicas son hermosas, siempre perfectas (peinadas incluso después de nadar en la piscina), todas los diálogos suenan construidos y falsos, y el product placement es tan invasivo que resulta molesto. A mí también me gustan los zapatos Converse, de hecho uso prácticamente solo Converse, pero no quiero verlos todo el tiempo mientras veo una película (y de mil colores, y ¡a menudo en primer plano!).

Lo mejor de la película para mí es sin duda el cameo de Raúl Arévalo haciendo de camarero borracho en la boda. ¿Y acaso he mencionado ya el gol de Iniesta? Por lo demás, si queréis ver la película, preparaos para un montón de diálogos tremendos y mal interpretados por un elenco en el que se salvan los siempre buenos Della Torre (El reino, 2018) y Miquél Fernández (La piel que habito, 2011). Ciao!


Enlaces adicionales:


Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...